Teléfono (55) 52652931 / 52641152   |

Clínica de Sueño

El sueño debería ocupar una tercera parte de nuestra vida.

Durante el sueño nuestro cerebro reajusta todas las funciones de nuestro cuerpo.

Por eso, si no dormimos, por ejemplo tres días, andamos con frío, mareados, con dificultad para concentrarnos, somnolientos, temblorosos, etc.

La tecnología nos ha permitido saber que lo que más afecta al cerebro es no poder respirar al dormir, lo cual provoca mala calidad de sueño.

Principales síntomas por la falta de sueño

Manifestaciones mas frecuentes ocasionadas por problemas para respirar al dormir.

  • Tener un sueño poco reparador
  • Cansancio excesivo durante el día
  • Dificultad para concentrarse
  • Cambios de humor como irritabilidad, agresión, conducta impulsiva
  • Olvidar cosas fácilmente
  • Disminución en el rendimiento escolar
  • Problemas en las relaciones personales y profesionales
  • Accidentes en el trabajo o vehiculares
  • Disminución de la calidad de vida
  • Depresión

¿Cuáles son los desórdenes del sueño más comunes?

Existen cerca de 70 desórdenes del sueño, sin embargo describiremos las 4 más comunes:

El insomnio se caracteriza por tener sueño de mala calidad debido a una o más de las siguientes razones:

  • Dificultad para dormir en la noche
  • Despertares constantes a media noche con problemas para volver a conciliar el sueño
  • Despertar más temprano de lo deseado

Perder la calidad del sueño de manera regular puede llevar puede disminuir el estado de alerta y provocar accidentes.

La Apnea Obstructiva del Sueño es el segundo desorden del sueño más común y afecta cerca de 20 millones de personas en Estados Unidos.

Se estima que cerca del 80% de las personas con SAOS no está diagnosticada.

La Apnea Obstructiva del Sueño sucede cuando una persona deja de respirar por varios segundos durante el sueño debido a un bloqueo en el Sistema Respiratorio Superior.

Al dormir, los tejidos blandos de la faringe se relajan y colapsan en la vía aérea evitando que el oxígeno llegue a los pulmones. El bloqueo parcial de la vía aérea resulta en ronquido. Cuando hay un bloqueo completo, se genera una pausa en la respiración seguido de un microdespertar y una respiración forzada para combatir ese bloqueo en la respiración hasta que ésta se reanude.

Cuando esto ocurre varias veces durante una hora por varios segundos, el cerebro no puede entrar a las fases profundas del sueño donde las funciones del cuerpo se pueden restaurar y prepararse para el siguiente día.

Debido a la mala calidad de este sueño el paciente siente que no descansa a pesar de dormir 8 horas.

Además, el esfuerzo respiratorio extra necesario durante el sueño para poder seguir respirando y funcionando adecuadamente, pone en riesgo al paciente de sufrir problemas cardiológicos entre ellos: infarto, arritmia, falla cardiaca entre otros.

Aproximadamente 10% de los adultos y 2% de los niños sufren de síndrome de piernas inquietas.

Este es un desorden neurológico que se caracteriza por movimiento persistente y en ocasiones incontenible de las piernas o más partes del cuerpo, durante el sueño.

Las sensaciones que percibe el paciente en las piernas son descritas como comezón, dolor, quemazón o punzadas que solo mejoran con el movimiento temporal y masaje de las piernas.

El efecto secundario más frecuente del síndrome de piernas inquietas es la pérdida del sueño y provoca síntomas parecidos a la privación del sueño como disminución en la calidad de vida, sueño excesivo durante el día, falta de memoria y depresión.

La narcolepsia es un desorden neurológico en el que el cerebro no puede controlar el ciclo de sueño/vigilia.

1 en 2,000 personas sufren de narcolepsia aproximadamente, cerca de 200,000 personas en Estados Unidos presentan narcolepsia.

Las personas con narcolepsia presentan somnolencia crónica en el día y se quedan dormidos inesperadamente durante el día. Esos “ataques de sueño” pueden ocurrir en cualquier momento y durante cualquier actividad como en la escuela, en medio de una conversación, comiendo, ejercitándose o haciendo deporte, incluso manejando.

¿Qué hacer si tienes un desorden del sueño?

Si crees que podrías tener algún desorden del sueño debes acudir a un médico especializado en el tema, revisar tus síntomas y se te realicen estudios en una clínica del sueño.

El diagnóstico del paciente con desorden de sueño es la parte más fácil, ayudar al paciente a mantener la terapia, es uno de los pasos más difíciles a los que se puede enfrentar. Por esta razón, es de suma importancia acudir a una clínica multidisciplinaria, como lo es el Centro Respiratorio Dalinde, donde se pueda brindar atención en las diferentes especialidades que tratan los Desórdenes de Sueño.

Contáctanos